Visitando observatorios en Sierra Nevada

Atardecer sobre el radiotelescopio.

Radioantena del IRAM, en la loma de Dílar, Sierra Nevada.

 

Asuntos mundanos me han mantenido alejada de mi querido horizonte de sucesos, pero ya va siendo hora de echarle carburante a la nave y volver a surcar ese desconocido cosmos que nos rodea.

Y qué mejor forma de volver que contarte el maravilloso fin de semana que he pasado en Sierra Nevada visitando el radiotelescopio y el observatorio óptico que allí se emplazan. Esta visita ha sido posible gracias al Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA-CSIC) y al Instituto de Radioastronomía Milimétrica (IRAM), con la colaboración de Azimuth y el Albergue Universitario de Sierra Nevada.

Pero antes de comenzar con la actividad propiamente dicha, será mejor que recorramos la historia (brevemente) de estos telescopios y que repasemos un poco de teoría.

LA HISTORIA

Todo comienza en 1902 cuando los Padres Jesuitas de la Facultad de Teología de Cartuja fundaron el Observatorio de Cartuja, en las afueras de Granada. A 774 metros, resultó ser un sitio ideal para el estudio astronómico, pero además también estudiaban los movimientos sísmicos. Llegó a ser un centro de investigación bastante reconocido por su importante labor científica y además fue pionero en España en fotometría.

Con el desarrollo de Granada, la contaminación lumínica empezó a afectar a las observaciones, por lo que tuvo que buscarse una nueva ubicación para el observatorio.

En 1968  (si mis informantes no me fallan) empezó su andadura el Observatorio Mojón de Trigo, en Sierra Nevada, a 2700 metros. Este observatorio se benefició ya de colaboraciones internacionales que permitirían mejores instrumentos e investigaciones más significativas. Para saber más y ver fotografías antiguas muy chulas pincha aquí.

Pero como siempre acaba ocurriendo, el Observatorio Mojón de Trigo se quedó pequeño. Y en 1981, a la vez que yo, nacía el Observatorio de Sierra Nevada bajo la dirección del Instituto de Astrofísica de Andalucía.

Tres años después se inauguraba a pocos pasos (aunque algo abruptos) el radiotelescopio del Instituto de Radioastronomía Milimétrica (IRAM), una enorme antena de 30 metros de diámetro que recibe ondas de longitudes del orden de milímetros. En este enlace podéis leer una noticia publicada en 1979 con motivo de la aprobación del proyecto.

Los telescopios que hay actualmente en el Observatorio de Sierra Nevada se estrenaron en 1993, aquí podéis leer la noticia. Son dos telescopios, uno de 1,5 metros (llamado T150) y otro de 0,90 (llamado T90) metros de apertura, de fabricación china.

UN POCO DE TEORÍA

Ventanas en la atmósfera

                                                VENTANAS DE LA ATMÓSFERA                                                    [No sé a quién debo darle las gracias por esta útil infografía, si alguien me lo indica estaré encantada de dárselas junto con los créditos que se merece] 

En esta imagen podemos observar todo el espectro electromagnético, es decir, toda la colección de ondas electromagnéticas en función de su longitud de onda (longitud entre máximos). En el eje de abajo se indican las longitudes de onda y en el eje lateral cómo absorbe la atmósfera dicha radiación.

Por suerte la atmósfera nos protege de las longitudes de onda más energéticas, las de longitudes de onda pequeñísima, que impedirían la vida en la Tierra de sortear esa maravillosa barrera nuestra (a ver si conseguimos no cargárnosla del todo).

Después hay una franja del espectro electromagnético muy interesante, ya que es en la que nuestro Sol emite con mayor intensidad, por lo que nuestros instrumentos ópticos, los ojos, se han especializado en detectarla maravillosamente bien: LA LUZ VISIBLE. En la imagen se representa con un arco iris, cada color del mismo tiene una longitud de onda distinta. Esta franja atraviesa perfectamente nuestra atmósfera, por lo que llevamos miles de años observando el cielo con el ojo desnudo primero y con telescopios ópticos después.

Más adelante observamos otra ventana en la atmósfera: la de las ondas radio.

Los telescopios de nuestra historia operan en esas franjas que no se traga la atmósfera: los telescopios T150 y T90 captan las ondas de luz visible, mientras que el radiotelescopio del IRAM se encarga de las ondas de radio.

LA VISITA

Todo comenzó con una interesante charla en la que se nos contó un poco de la historia de la astronomía, empezando por las observaciones del cielo con el instrumento óptico que el ser humano ha tenido siempre a mano: el ojo. Luego, avanzamos hacia los primeros telescopios, para acabar con instrumentos que son capaces de captar ondas electromagnéticas que no están en la franja de la luz visible.

La visita propiamente dicha empezó en la radioantena del IRAM, que como ya he dicho, es una enorme antena de 30 metros de diámetro. Una astrónoma del propio observatorio nos mostró todos sus recovecos.

Radiotelescopio de 30 metros de diámetro, ¿haría falta una referencia verdad?

Radiotelescopio de 30 metros de diámetro, ¿haría falta una referencia verdad?

img_20170722_182417.jpg

Radiotelescopio al lado de una teleco de tamaño medio.

Pudimos adentrarnos en las entrañas…

Los nervios del radiotelescopio.

Los nervios del radiotelescopio.

¿Soy la única que ve ahí la proporción áurea?

Espectroscopio.

Espectroscopio.

 

El instrumento del “punto blanco” sirve para medir la polarización (la orientación) de las ondas electromagnéticas que se captan. Lo que hay detrás es un criostato que sirve para mantener algunos sensores a temperaturas más fresquitas de las que nos gusta disfrutar por estos lares.

Después, la astrónoma nos enseñó el edificio dónde trabajan y viven los astrónomos.

Biblioteca.

Biblioteca.

No todo es trabajar y estudiar.

No todo es trabajar y estudiar.

Otra astrónoma autóctona trabajando en sus supercúmulos de galaxias. Tuvimos una agradable charla con ella en la que nos habló hasta del origen de nuestro universo.

Otra astrónoma trabajando en sus supercúmulos de galaxias. Tuvimos una agradable charla con ella, nos habló hasta del origen de nuestro universo.

Una vez terminada la visita (muy VIP) nos dirigimos hacia el Observatorio Óptico.

Vista del Observatorio de Sierra Nevada desde el Radiotelescopio.

Vista del Observatorio de Sierra Nevada desde el Radiotelescopio.

El Observatorio Inexpugnable.

El Observatorio Inexpugnable.

 

Por la situación del observatorio, si hay fuertes nevadas, puede quedarse aislado, así que es requisito indispensable para trabajar ahí ser experto esquiador (yo ya estoy planeando aprender el próximo invierno por si las moscas).

Telescopio de 0,90 metros de apertura.

Telescopio de 0,90 metros de apertura.

El bicho de 1,5 metros de apertura no es tan fotogénico.

El bicho de 1,5 metros de apertura no es tan fotogénico. No os habéis quedado miopes, la foto es así de mala.

Otros instrumentos del observatorio.

Otros instrumentos del observatorio.

cof

Bye, bye, telescopios…

El abandonado Observatorio Mojón de Trigo.

El abandonado Observatorio Mojón de Trigo.

Y como todo lo bueno, el día llegó a su fin, pero no sin poner el broche final con una observación del cielo nocturno.

Mi móvil es capaz de sacar fotos medianamente aceptables del cielo nocturno, otra cosa es que yo sepa sacarle todo el partido. Por ahí está la constelación del delfín, ¿la veis?

Mi móvil es capaz de sacar fotos medianamente aceptables del cielo nocturno, otra cosa es que yo sepa sacarle todo el partido. Por ahí está la constelación del delfín, ¿la ves?

Con telescopio pudimos ver entre nube y nube (las llevo yo, estoy segura) a Saturno y sus anillos, Jupiter con sus satélites galileanos, el cúmulo abierto El Pato Salvaje (M11), el Gran Cúmulo de Hércules (M13) y la Nebulosa Anular de la Lira (M57). Sin olvidar que pude ver pasar la Estación Espacial Internacional (ISS) y una estrella fugaz. Una observación muy completita, ¿verdad?

HAZ TU PROPIA VISITA

¿Te he dado envidia? En agosto hay dos visitas más, así que si quieres verlo todo con tus propios ojos, ¡no pierdas tiempo!

http://www.iaa.es/noticias/este-verano-visita-dos-observatorios

∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞∞

Si quieres corregir algún dato o añadir algo de información, no dudes en dejar un comentario. Te dejo por ahora, espero no tardar mucho en volver.

 

Anuncios

2 comentarios en “Visitando observatorios en Sierra Nevada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s